Usted está aquí: Inicio Novedades Fedra y Medea ~ Cuando el Eros deviene en Tragedia

La Manzana de las Luces

La Manzana de las Luces es el centro del saber en todos los órdenes
y la cuna de toda iniciativa cultural.
Guillermo Furlong S.J.

Manzana de las Luces

Novedades

Fedra y Medea ~ Cuando el Eros deviene en Tragedia

CARIATIDE

ASOCIACION ARGENTINA DE CULTURA HELENICA
en su 37º año de actividad cultural

Fedra y Medea

Miércoles 24 de Junio - 19 Hs.

Sala Concejo ~ Manzana de las Luces

Orador:  Lic. Carlos H. Bembibre

El Lic. Carlos H. Bembibre es psicoanalista y actor. Licenciado en Psicología, ha dictado seminarios sobre la mujer y la tragedia griega en la Escuela Freudiana de Buenos Aires, la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario, el Colegio de Psicólogos de Morón, el Centro de Salud Mental Nº 3 y la Biblioteca Freudiana de Curitiba, Brasil. Publicó trabajos vinculados a la relación entre la tragedia griega y el psicoanálisis en revistas especializadas en Buenos Aires, Río de Janeiro y París, y dictado conferencias al respecto en instituciones hospitalarias y psicoanalíticas de Buenos Aires, Morón, Rosario y Brasil, en la Federación Panhelénica Argentina y en la Fundación Helénica en Argentina. Ha participado en el programa televisivo “Mitos” de Canal (a) y realizado estudios de griego clásico con el Prof. Leandro Pinkler y de griego moderno en la UBA y en la Fundación Helénica en Argentina. En 2001 realizó para la Editorial Biblos la traducción de la comedia “Lisístrata”, de Aristófanes.

La figura de la mujer en la Grecia Clásica, la que sólo accedía al estatuto de madre, esposa e hija de ciudadanos, la educada para ver lo menos posible, oír lo menos posible y preguntar los menos posible, quedaba totalmente desamarrada del eros. A lo sumo podía por cariño dar respuesta al eros del varón. Y el eros manifiestamente silenciado se torna rugido en la escena desde las tragedias “Medea” (431 a.C.) e “Hipólito” (428 a.C.), donde no sin escándalo, la mujer muestra el páthos de su eros hasta el desgarro. Eurípides, sutil espía del campo femenino (a decir de Aristófanes), desafía desde el teatro la soberbia varonil sostenida en una rígida partición de guerra para los varones y silencio para las mujeres. ¿Por qué el eros deviene trágico en ellas? ¿Cuáles son las coordenadas que enmarcan y vierten a un trágico final ese eros, ese “agradable y doloroso” eros?

 

Acceso Rápido

vt360_manzana2


vt360_manzana2


La Manzana de las Luces en Facebook


La Manzana de las Luces en Twitter

Conoce la Manzana?

Visito alguna vez la Manzana de las Luces?